RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Imagen sagrada

El papa Francisco bendijo el Cristo de Bojayá. Pero no es por esa bendición pontificia que este crucifijo es una imagen sagrada. Sino por su historia. O, mejor, por la historia que presenció.

2017/09/19

Por Antonio Caballero

En esta fotografía el personaje importante no es el papa Francisco, que ora de espaldas al fotógrafo, sino la pequeña escultura de un cuerpo mutilado que cuelga encima de él, clavada a la pared. Es el Cristo de la iglesia del pueblo chocoano de Bojayá, volada hace quince años con trescientas personas dentro por un cilindro bomba de las Farc en el curso de un combate con los paramilitares de las AUC. O, más exactamente, lo que quedó de él entre las ruinas de la explosión y el incendio: un flaco torso ennegrecido de pólvora, sin brazos ni piernas, como lo dejó la violencia.

Para leer este artículo completos:

Ed. 143

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 143

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.