RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

El paisaje embalsamado

El poder del lenguaje opera como resistencia y rebelión ante el poder de la muerte.

2017/09/19

Por Andrea Mejía

Al momificar un cuerpo, una práctica que requería de saberes anatómicos, farmacológicos, poéticos y mágicos, los egipcios sacaban los órganos y los depositaban en jarras con tapas que tenían forma de animales. El cerebro se extraía succionándolo por la nariz y todos los líquidos del cuerpo se secaban. Solo el corazón, envuelto con cuidado, como una pequeña momia dentro de la momia, quedaba en su sitio, en medio de un cuerpo vacío y seco, purificado. El cuerpo se convertía en la cámara oscura del corazón, en el cofre que guardaba esa concha roja, pálida y quieta en la muerte, pero que en las imágenes radiantes de una existencia transfigurada volvía a animar el cuerpo embalsamado. Mientras tanto el aire negro palpitaba alrededor del corazón envuelto en lino blanco.

Para leer este artículo completos:

Ed. 143

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 143

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.